lunes, 1 de octubre de 2012

TIPOS DE DIETAS

  • Líquida.
  • Blanda.
  • Normal.
  • Hiperproteica.
  • Hipercalorica.
  • Hiposodica.
  • Astringente.
 
 
DIETA LIQUIDA

Conceptos:
Una dieta líquida absoluta se compone de sólo líquidos claros y de alimentos que se transforman en líquidos claros cuando están a temperatura ambiente. Esto incluye cosas como caldo claro, té, jugo de arándano, gelatina (Jell-O) y paletas de helado.
 
Esta dieta es más fácil de digerir que otros alimentos e igualmente le brinda los líquidos, sales y minerales importantes que usted necesita para obtener energía.
 
Consumir sólo una dieta líquida absoluta le proporciona nutrición suficiente durante 3 a 4 días. Es segura para personas con diabetes, pero sólo durante un corto tiempo cuando el médico les esté haciendo un seguimiento cuidadoso.

 
Objetivo:
 
El objetivo de esta dieta es aportar líquidos y parte de las calorías que usted necesita hasta que pueda comer alimentos sólidos. Los líquidos claros son fácilmente digeridos (divididos en pequeñísimas porciones) y no ejercen presión sobre su estómago o intestinos. 
 
Indicaciones:
 
Una dieta de líquidos claros puede ser necesaria antes de ciertos estudios o de una cirugía para asegurarse que el tracto digestivo está vacío. El tracto digestivo es la vía que los alimentos siguen a través de su cuerpo cuando son digeridos. También puede requerir esta dieta después de una cirugía de estómago o intestino (delgado o grueso), o si tiene problemas al alimentarse con alimentos sólidos.
 

DIETA BLANDA

Concepto:

El término "dieta blanda" es empleado de manera popular para designar no a uno, sino a distintos planes alimenticios personalizados en los que abundan productos de consistencia suave o preparados como papillas; hay ocasiones en que predominan los líquidos, en cuyo caso también se les conoce como "dieta líquida".

Objetivo:

El objetivo de la dieta blanda consiste en nutrir al paciente con una mínima estimulación digestiva con la finalidad de evitar complicaciones en su estado. Así mismo, en tanto que constituye una fase de las dietas progresivas, permite determinar el grado de tolerancia y la posibilidad de progresión hacia la dieta basal.

Indicaciones:

La dieta blanda está indicada para enfermedades digestivas leves (úlcera péptica y duodenal, hernia de hiato).
Se administra con la finalidad de evitar la secreción excesiva del ácido clorhídrico y de otros factores implicados en la úlcera péptica y duodenal, y evitar el reflujo gastroesofágico en la hernia de hiato.
La dieta actúa para aliviar síntomas pero no tiene carácter curativo.
El objetivo de la dieta blanda es nutrir con una mínima estimulación digestiva, evitando complicaciones.

Fundamentacion Cientifica
Una dieta blanda suele iniciarse usualmente tras un periodo en el que se han producido vómitos o cuando el organismo no tolera o ha rechazado los alimentos sólidos, es importante que incluya la reposición de líquidos.

 
DIETA NORMAL
 
Concepto:
 
Dieta equilibrada, destinada a aquellos pacientes hospitalizados que no necesitas unos requerimientos dietéticos especiales.
 
Objetivo:
 
Una dieta que tiene como fin mantener al individuo en un estado de suficiencia nutritiva, satisfaciendo sus necesidades en la etapa particular del ciclo de vida en que se encuentra.
 
Dieta Hiperproteica: Dieta equilibrada con aumento proporcional de proteínas y calorías
 
3.300 kcal
140g Proteínas
340g Hidratos de carbono
120g Lípidos
INDICACIONES: Quemados, traumatología, pacientes con riesgo de desnutrición. Síndrome nefrítico. Anemia perniciosa.
Están permitidos todos los alimentos, no hay restricciones.
Se debe aumentar el consumo de alimentos ricos en proteínas:
Raciones superiores a las recomendadas de: carne, pescado, huevos y leche.
Con el fin de no aumentar el volumen de las ingestas y facilitar el consumo de toda la dieta, se puede optar por enriquecer los platos mediante la adicción de leche en polvo queso, huevo cocido, bechamel, mayonesa, frutos secos, jamón York…y suplementos dietéticos ricos en proteínas.
 
Dieta Hipercalorica: Requiere incorporar alimentos varias veces al día, en lapsos que van de media a dos horas. El esquema está estipulado para una persona que comienza su día a las 7 de la mañana. Si éste no fuera tu caso, puedes reformular un poco los horarios procurando respetar todas las comidas.

Dieta Hiposódica: La dieta Hiposodica o baja en sal está pensada para aquellas personas que padecen de hipertensión arterial (presión alta), insuficiencia renal y/o insuficiencia cardíaca.
La sal absorbe el agua y por consiguiente ocasiona una mayor retención de líquidos en el organismo, por ello es también importante en las personas que realizan dieta para adelgazar que bajen el consumo de sal para prevención, lo mismo para las mujeres en la etapa pre-menstrual que donde se hinchan debido a la retención de líquidos.
 
Dieta Astringente:Es una dieta a seguir cuando padecemos gastroenteritis o una simple diarrea. Debemos cuidar nuestra alimentación cuando tenemos diarrea para reponer el agua, la glucosa y los electrolitos que se pierden a causa de las deposiciones líquidas.
Cuando tenemos gastroenteritis o una diarrea, solemos perder mucha agua, glucosa y electrolitos del cuerpo por lo que hay que reponerlos cuando antes si no queremos empeorar. Una parte fundamental de la alimentación en la diarrea, es beber mucha agua, debemos reponer los líquidos de nuestro cuerpo.
Las comidas deben ser de poca cantidad y frecuentes; se recomienda
hacer unas 5-6 comidas al día (desayuno, media mañana, comida,
merienda, cena y resopón)
Es muy importante beber líquidos, preferentemente fuera de las
comidas, para evitar la deshidratación
 
 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada